Descripción del proyecto

¿Cómo Escribir Libros Infantiles? ; Escribir un libro infantil puede ser muy gratificante para los autores noveles. He aquí una guía sobre los distintos tipos de libros infantiles y lo que hay que tener en cuenta antes de escribir.

¿Cómo Escribir Libros Infantiles?

Cómo Escribir Libros Infantiles

A medida que la lectura de los adultos se desplaza hacia los artículos breves en los sitios web y las plataformas de las redes sociales, el mundo literario se ha alineado más estrechamente con uno de sus públicos más duraderos: los niños. La publicación de libros infantiles sigue siendo sólida a nivel internacional. Sencillamente, hay un mayor porcentaje de lectores habituales entre los niños que entre los adultos.

Además de un público robusto, hay una inmensa variedad de temas disponibles para los autores infantiles. Desde la fantasía hasta el misterio o la comedia, los mismos géneros que leen los adultos suelen ser atractivos para los niños. Por eso, muchos aspirantes a autores se dedican a escribir libros infantiles para sus primeras obras. A continuación le ofrecemos información clave que debe tener en cuenta si se propone publicar un libro para niños.

Tipos de libros para niños

Los libros infantiles suelen organizarse según la edad del público al que van dirigidos:

Libros ilustrados

Este tipo de libro suele estar dirigido a niños de pocos meses hasta los 4 años. A medida que aumenta la edad del lector, el número de palabras de un libro ilustrado aumenta. Los libros para bebés suelen tener 300 palabras o menos. Cuando los niños llegan a la edad preescolar, son capaces de manejar más de 1.000 palabras y pueden hacer algunas lecturas rudimentarias por sí mismos.

Libros de lectura temprana

Estos libros se dirigen a jóvenes de 5 a 7 años. Los libros de lectura temprana se encuentran en las primeras etapas de la escuela primaria: jardín de infancia, primer grado y segundo grado. Uno de los objetivos principales de estos grados es la enseñanza de la lectura independiente, por lo que estos libros están diseñados para ser leídos sin la ayuda de un adulto. A veces se conocen como libros de cuentos para niños y suelen tener una buena cantidad de ilustraciones. El número de palabras de estos libros puede oscilar entre 1.000 y 5.000.

Libros de capítulos

A veces llamados libros para jóvenes lectores, los libros de capítulos están, como su nombre indica, subdivididos en capítulos. Se dirigen a niños de entre 6 y 9 años (es decir, de primero a cuarto curso). Suelen tener un máximo de 10.000 palabras e introducen un vocabulario cada vez más exigente.

Libros de grado medio

Estos libros son para los alumnos de los últimos cursos de primaria y los primeros de secundaria, es decir, de 9 a 12 años. Son un paso más allá de los libros de capítulos y suelen tener un vocabulario más exigente, pocas ilustraciones y más de 60.000 palabras. Los niños de esta edad pueden apreciar el humor, el misterio e incluso las pequeñas emociones.

Novelas juveniles

Las novelas juveniles se dirigen a adolescentes mayores e incluso a adultos. Suelen tener protagonistas adolescentes pero muchos personajes adultos. Los géneros se expanden más aquí, incluyendo la fantasía y la ciencia ficción. Las novelas juveniles pueden superar las 100.000 palabras.

6 Cosas que hay que tener en cuenta antes de escribir un libro para niños

Cuando te dispongas a escribir tu primer libro infantil, debes aprender de la sabiduría de los autores de libros infantiles ya consagrados. En muchos aspectos, los deseos de los lectores jóvenes se asemejan a los de los lectores adultos, pero no todos los autores adultos tienen el mismo éxito cuando intentan ser escritores de libros infantiles.

He aquí algunas cosas que hay que tener en cuenta antes de escribir un libro infantil:

  1. No te preocupes por las lecciones morales. La gente cree que todo lo que se escribe para niños tiene que tener algún tipo de lección moral. Pero es bueno recordar que algunos libros pueden tener como objetivo el entretenimiento. Los adultos tienen la libertad de leer lo que quieran. ¿Por qué no se puede conceder a los niños el mismo privilegio de leer sólo para divertirse?
  2. Los niños quieren entretenerse. Los niños quieren entretenerse, y tú estás compitiendo con el cine y la tecnología de una forma sin precedentes. Tienes que escribir algo que les apetezca leer tanto como ver algo en su iPad. Enfoca tu novela con esto en mente, y puede que consigas que un niño se enganche a la lectura.
  3. Sintoniza con tu público objetivo. Para entretener, tienes que estar en sintonía con tu grupo de edad. Los libros de nivel medio suelen ir dirigidos a niños de 7 a 12 años, y los de nivel juvenil, a niños de 11 a 15 años. Curiosamente, un gran número de adultos lee ahora novelas juveniles, lo que también hay que tener en cuenta.
  4. Presta atención a los niños. Si tienes hijos, presta atención a lo que ellos y sus amigos encuentran interesante. Si conoces a profesores, habla con ellos. Pregunte a sus amigos y familiares por sus hijos y por lo que les gusta hacer. Los niños son inteligentes y pueden percibir inmediatamente si algo que están leyendo está fuera de lugar.
  5. Los niños son los mejores fans. Los niños tienen un profundo deseo de vivir dentro de los libros que leen. Cree un mundo al que no puedan esperar para volver y habrá desarrollado un público cautivo que es difícil de replicar entre los adultos.
  6. Mantenga sus historias llenas de frases cortas y descriptivas. Los niños no tienen que aprender palabras nuevas ni esforzarse por leer un pasaje. No hay nada que les impida seguir leyendo el siguiente capítulo. Así que ten en cuenta el nivel de vocabulario de tus lectores. La diferencia entre la capacidad de lectura de un niño de 10 años y otro de 15 suele ser asombrosa, y hay que escribir de tal manera que los niños encuentren su historia interesante y accesible.

Tenga en cuenta que los profesionales de la industria editorial infantil -desde los ejecutivos hasta los editores, pasando por sus colegas escritores de libros infantiles- también tienen en cuenta estas ideas cuando evalúan el trabajo de los nuevos autores. Incluso si planea autopublicarse, estos principios le ayudarán a saber como escribir libros infantiles que conecten con su público objetivo.

Consejos para escribir un libro infantil

Un buen cuento infantil es posible gracias a los instintos creativos del autor y a su don natural para contar historias. Pero cualquiera, por mucho talento que tenga, puede beneficiarse de estos consejos para escribir un buen libro infantil:

  • ¿Cómo escribir libros infantiles?, hay que pensar como un niño. Los temas que pueden interesarle a usted como adulto pueden no ser tan atractivos para un lector joven. Hay dos maneras de aprovechar la mentalidad de un niño. Una es recordar tus propias experiencias leyendo literatura infantil. La otra es buscar niños en tu propia vida y hacerles preguntas. Sus respuestas serán importantes, ya que son tu público objetivo.
  • Lee literatura infantil de otros autores. Si bien no quieres que tu obra sea una derivación, sí quieres entender qué es lo que funciona en este tipo de literatura. Busque la obra de los grandes consagrados -desde Gloria Fuertes García hasta J.K. Rowling-, pero examine también los libros de los autores menos conocidos que serán su competencia más directa. Fíjate en lo que funciona en sus escritos, así como en las cosas que podrían mejorarse.
  • Concéntrese en el vocabulario adecuado. Un buen libro para niños desafiará al joven lector a mejorar su vocabulario, pero no lo abrumará con tantas palabras nuevas que no pueda seguir la historia. En caso de duda, peca de ambicioso. Te sorprenderá releer clásicos infantiles como el Lazarillo de tormes y comprobar lo avanzado que es el vocabulario.
  • Revisa tu libro con las aportaciones de los niños. Todos los libros pasan por revisiones desde el primer borrador hasta la copia final publicada. Tanto si piensas seguir el camino de la publicación tradicional como el de la autopublicación, querrás seguir este proceso para tu propio libro. La clave, sin embargo, es incluir a los niños en el proceso de revisión. Pídeles que lean los borradores de tu libro y que te hagan sugerencias. Estarán encantados de compartir su opinión y, sin duda, ofrecerán comentarios que ningún adulto podría haber proporcionado. Recuerda también que, al igual que un adulto, un lector infantil es simplemente una persona con una opinión. En última instancia, tu libro es tuyo y todas las decisiones de edición pasan por ti. Utilizando una combinación de las opiniones de los niños, las de los adultos y sus propios instintos, podrá hacer de su manuscrito el mejor libro para niños posible.

Vídeo: Cómo escribir un libro infantil en 2021

¿Dónde Estudiar Periodismo Online?

No es probable Extremadamente probable
Carta de recomendación laboral DQ

Esperamos que le haya gustado la publicación “¿Cómo Escribir Libros Infantiles?“ y le animamos a estudiar periodismo online.